Todo lo que necesitas saber sobre los reguladores de presión

Los reguladores de presión son uno de los dispositivos más comunes utilizados tanto en aplicaciones domésticas como industriales. Ya sea dentro de equipos médicos donde se requiere la regulación de oxígeno y otros gases o dentro de sistemas de actuación neumática donde regulan el aire comprimido, la función de los reguladores de presión es prácticamente la misma.

En esta entrada de blog, te contaremos qué son exactamente los reguladores de presión, cómo funcionan y sus aplicaciones típicas.  

 

¿Qué es un regulador de presión? 

Un regulador de presión de agua (a veces llamado válvula reductora de presión o PRV) es una válvula de plomería especializada que reduce la presión del agua que ingresa a la casa a través de la línea de agua principal. Esta válvula reduce la presión a un nivel seguro antes de que el agua llegue a los accesorios de plomería dentro de las instalaciones.  

Demasiada presión de agua puede causar muchos problemas de plomería, por lo que es muy importante mantener la presión del agua bajo control. Aunque no es necesario para todas las instalaciones de plomería, un regulador de presión de agua puede ser esencial en situaciones donde el suministro de agua ingresa a una presión muy alta o donde la presión del agua es irregular. 

 

 

¿Dónde se usan los regulares de presión? 

La mayoría de los accesorios de plomería del hogar están diseñados para funcionar mejor a una presión de alrededor de 50 psi (libras por pulgada cuadrada), pero no es raro que los suministros de agua municipales ingresen al hogar con presiones de hasta 150 o 200 psi. Si tales presiones altas están presentes de manera regular, la tensión puede eventualmente causar que las juntas fallen, los grifos y otros accesorios tengan fugas y los electrodomésticos se descompongan.  

Las lavadoras de ropa, los lavavajillas y algunos otros electrodomésticos tienen reguladores de presión incorporados, pero un regulador de presión de agua para toda la casa aún ofrece protección a esos electrodomésticos, y también sirve para proteger todas las tuberías y accesorios en todas las edificaciones. 

 

Cómo funciona un regulador de presión de agua
 

Un regulador de presión de agua es un accesorio de latón en forma de cúpula que generalmente se encuentra justo después de la válvula de cierre principal, donde la línea principal de agua ingresa a la casa. Suele tener un tornillo de ajuste en la parte superior. En el interior, un regulador de presión de agua tiene un diafragma variable accionado por resorte que se ensancha y se estrecha automáticamente según la cantidad de presión de agua que ingresa a la válvula. 

Cuando el agua ingresa al regulador a alta presión, el mecanismo interno contrae el diafragma para reducir el flujo de agua. Esto puede reducir la presión en un rango de 50 a 80 psi, lo que reduce en gran medida la tensión en las tuberías y accesorios instalados más allá de la válvula. Por el contrario, cuando cae la presión del agua entrante, el diagrama se abre más para permitir que fluya más agua a través de la válvula.  

Se puede apretar un tornillo de ajuste en la parte superior del regulador para aumentar la tensión en el resorte interno (reduciendo así la presión del agua cuando sale de la válvula) o aflojar para permitir que el agua fluya más libremente a través de la válvula (aumentando así la presión del agua de salida).

Cuando el sistema está protegido por un regulador de presión de agua, hay menos tensión en las válvulas internas de los electrodomésticos, es menos probable que los grifos y las válvulas de cierre tengan fugas y se compensan las fluctuaciones en la presión del agua. 

 

¿Necesito un regulador de presión?
 

Para determinar si necesitas un regulador de presión de agua, debes comprobar la presión del agua del suministro principal de agua del inmueble. Puedes hacerlo con un manómetro simple, primero debes enroscar el manómetro en cualquier grifo de manguera o lavadora y abre el grifo de agua fría para medir la presión del agua, durante la prueba, asegúrate de que no se esté usando agua en ningún otro lugar de la casa.
 

Si la presión suele estar entre 40 y 60 psi, entonces debería estar bien, pero la presión del agua que con frecuencia supera los 80 psi probablemente esté causando una tensión excesiva en las tuberías, los accesorios y los accesorios. La presión del agua de la ciudad puede fluctuar considerablemente, a menudo aumentando por la noche cuando la carga general disminuye, así que asegúrate de realizar la prueba en varios momentos del día.  

Recuerda que demasiada presión de agua ejercerá una presión adicional sobre los sistemas de plomería del inmueble y puede hacer que los inodoros funcionen, que los grifos goteen, que se produzcan golpes de ariete en las paredes y, en casos extremos, incluso puede causar la ruptura de tuberías que pueden inundar su casa. Por estas razones, un regulador de presión de agua defectuoso debe reemplazarse lo antes posible. 

En Tecniman, te ofrecemos una asesoría integral sobre todos los productos de nuestro catálogo, desde especificaciones técnicas hasta información sobre su mantenimiento y uso adecuados, de modo que lleves tu planta industrial al siguiente nivel. ¡Contáctanos!