Lo que debes saber para elegir correctamente un racor rápido 

Las instalaciones de plomería y tubería son críticas en cualquier tipo de inmueble, especialmente en las industrias donde se transportan distintos tipos de líquidos. Aquí los tubos y tuberías se vuelven indispensables, y con ellos, el racor que los mantiene unidos. La oferta de racores es múltiple para responder a las necesidades específicas de cada instalación, de manera que, una definición precisa del uso te permitirá seleccionar el producto ideal.  

En esta nueva entrada del blog detallaremos cuáles son los tipos de racores rápidos y qué debes saber para elegir correctamente. 

¿Qué es un racor? 

Un racor es un componente mecánico que contiene roscas internas y permite unir dispositivos entre sí. Algunos racores se fabrican para fijarlos a la pared o al suelo, mientras que otros se construyen para instalarlos.  

Dentro de esta variedad de componentes, los racores rápidos se caracterizan por ser productos muy confiables. Este tipo de conexión es ideal si planea desmontarlos regularmente, ya que no requieren de herramientas una vez cada pieza se fija a su tubo. Para elegir adecuadamente un racor rápido, es importante que conozcas de qué forma se conectarán las dos partes del racor al tubo: por enroscado, por engaste o por encaje. 

 

 

Tipos de racores rápidos: 

De acuerdo a la técnica empleada, los racores rápidos se subdividen en tres categorías: 

  • Racores de fijación por arandela: se utilizan con tubos de polímero. El tubo puede ser fijado a un agujero ranurado y atornillado o incluso soldado. Los racores que utilizan esta técnica suelen ser muy compactos. 
  • Racores de fijación por pinza: son muy robustos y se utilizan para circuitos de alta presión. Su uso más común es en tubos metálicos ranurados. 
  • Racores de fijación por pinza inversa: ofrecen doble sellado y una desconexión segura. Se utilizan para presiones muy altas 

 

Si estas interesado en nuestros racores.  Haz clic aquí y revisa nuestro catálogo. 

 Lo qué debes tener en cuenta para elegir un racor 

 A la hora de escoger el racor que más se adecue a tus necesidades, debes tener en cuenta una serie de factores indispensables que mencionamos a continuación: 

Tipos de conexión: es fundamental comprobar la accesibilidad, tanto para el montaje como para el mantenimiento, y determinar la forma del racor, por ejemplo, recta, en forma de T o doblada. conexión rápida o no, racor permanente o desmontable.  

Condiciones del entorno: debes chequear las condiciones del entorno, como por ejemplo todo lo relacionado con la temperatura ambiente como cambios inesperados, lluvia o riesgo de congelación, exposición a la luz ultravioleta o humedad. Si el racor quedará ubicado en una zona de alto tráfico debes revisar el nivel de protección o si existe riesgo de colisiones y vibraciones. 

Tipo del fluido: la importancia del fluido proviene principalmente en el concepto de compatibilidad con los materiales del racor. Si existe riesgo de «reacción» entre las sustancias, se puede provocar una contaminación del circuito y del fluido o un deterioro del racor. Conviene conocer bien las características del fluido utilizado y asegurarse de que pueda asociarse con los materiales del racor. 

Normatividad: verifica si la selección del producto depende de una legislación nacional, europea o mundial, propia de su empresa o ligada a un sector de actividad particular. Estas reglas generalmente establecen características de materiales específicas, tratamientos reglamentados, dimensiones calibradas, modos de fabricación particulares. 

Material: el material del racor (acero inoxidable, latón, plástico, etc.) y el del sistema de sellado (nitrilo, [NBR]caucho fluorado, [FKM]caucho etileno, [EPDM]etc.) No hay que olvidar que algunos materiales no son compatibles entre sí o pueden interactuar, debido a una diferencia de coeficiente de dureza, puede producirse un desgaste prematuro en caso de combinación inadecuada entre un racor y otro elemento del circuito. 

Los trabajos de sellado y unión de tubos y tuberías requieren de las mejores herramientas que les proporcionen la mayor seguridad y fijación dentro de las alternativas para unir dos o más piezas. En Tecniman disponemos de una amplia gama de racores que se destacan por su eficiencia. Si deseas recibir más información sobre alguno de nuestros racores, haz clic aquí y de inmediato nos pondremos en contacto.