El sector químico es uno de los pilares de la economía española y uno de los más innovadores y competitivos a nivel mundial. Según los datos de la Federación Empresarial de la Industria Química Española (Feique), el sector químico facturó 77.241 millones de euros en 2021, lo que supone un crecimiento del 5,8% respecto al año anterior. Además, el sector químico es el segundo capítulo de exportación, con 44.527 millones de euros vendidos al exterior en 2021, lo que representa el 14,2% del total de las exportaciones españolas. 

La industria química abarca una gran diversidad de actividades, que van desde la producción de materias primas básicas hasta la elaboración de productos de consumo final, pasando por la transformación de productos intermedios. Entre los principales subsectores se encuentran la química básica, la química fina y especialidades, los plásticos y caucho, los productos farmacéuticos, los detergentes y productos de limpieza, los cosméticos y perfumes, los fertilizantes y fitosanitarios, los pinturas y barnices, y los explosivos. 

Para el desarrollo de todas estas actividades, el sector químico necesita contar con unos equipos e instalaciones adecuados, que garanticen la seguridad, la calidad y la eficiencia de los procesos. En este sentido, las mangueras industriales juegan un papel fundamental, ya que permiten el transporte de fluidos (líquidos o gases) entre diferentes puntos. 

Las mangueras industriales son elementos flexibles y resistentes, que se componen de un tubo interior, una o varias capas de refuerzo y un recubrimiento exterior. Según el tipo de material, diseño y fabricación, las mangueras pueden tener diferentes propiedades y prestaciones. 

Las mangueras industriales deben cumplir con unos requisitos específicos según el tipo de fluido que transportan, la presión, la temperatura, el caudal y las condiciones ambientales. Por ejemplo, las mangueras para productos químicos deben ser resistentes a la corrosión y a las reacciones químicas, las mangueras para productos alimentarios deben ser aptas para el contacto con alimentos y cumplir con las normativas sanitarias, las mangueras para aire comprimido deben soportar altas presiones y evitar fugas o pérdidas de carga. 

Para elegir la manguera industrial más adecuada para cada aplicación, es necesario contar con el asesoramiento de un proveedor especializado y de confianza. En este sentido, Tecniman es una empresa líder en el sector de la distribución de mangueras industriales, con más de 20 años de experiencia y un amplio catálogo de productos. 

Tecniman ofrece a sus clientes una atención personalizada y un servicio integral, que incluye el suministro, el montaje, el mantenimiento y la reparación de las mangueras industriales. Además, Tecniman dispone de un stock permanente de más de 50.000 metros lineales de mangueras, lo que le permite dar una respuesta rápida y eficaz a cualquier demanda. 

Tecniman trabaja con las mejores marcas del mercado y cuenta con un equipo humano altamente cualificado y comprometido con la satisfacción del cliente. Entre sus principales valores se encuentran la calidad, la innovación, la seguridad y el respeto al medio ambiente. 

Tecniman es un socio estratégico para el sector químico, ya que le proporciona las soluciones más adecuadas para cada necesidad. Así lo demuestra su amplia cartera de clientes satisfechos, que confían en Tecniman para el suministro de mangueras industriales. 

En Tecniman encontrarás una gran variedad de mangueras industriales para todo tipo de sectores y aplicaciones: construcción, agricultura, minería, alimentación, química, farmacéutica, etc. Todas sus mangueras son de alta calidad y cumplen con las normativas vigentes. Además, cuentan con un servicio técnico profesional y un servicio postventa eficiente. 

Si quieres saber más sobre Tecniman y sus productos, visita su página web o llama al teléfono +34 961 25 30 55. Estaremos encantados de atenderte y ofrecerte las mejores soluciones para tu negocio.